De cuando la extrema rudeza de la naturaleza condiciona tu maquillaje. NADIE QUIERE LA NOCHE.

Dibujo Mazca

Cuando la actriz que tiene que encarnar a una inuit es musa de Chanel… hay que pensar mucho en como caracterizarla para que se convierta en una mujer mas salvaje y natural, expuesta la extrema rudeza de la naturaleza.

Tiene además los dientes perfectos, así que decido hacer brackets para ella, pues son demasiado perfectos sus dientes y demasiado blancos para que esta mujer este masticando pieles todo el día.

 

No había contado con ello, pero para eso son las pruebas, para ver y decidir de las necesidades además da tiempo tomar su imprenta y hacer unos brackets de hecho, también llevaran Alberto Jo Lee y Juliette cuando entra en la fase final de su enfermedad y tiene una gran carencia de vitaminas.

IMG_9059

Y como da mucho de si un día de pruebas, también tomaremos medidas para las pelucas y probaremos de paso algunos productos para simular la nieve.

Aquí os dejo una pequeña demostración de cómo hacer escarcha. Habrá que simular la magia de la nieve y el hielo.

 

La imagen de un personaje de ficción ¡no se hace a golpe de varita mágica!

Una vez leído el guión y determinadas las épocas y distintas etapas de la historia de los personajes, hay que ponerse manos a la obra… y a la posticería. Sin olvidarnos  del diseño de los tatuajes de la etnia inuit.

Processed with Moldiv

Processed with Moldiv

Josephine Peary, que encarna Juliette Binoche, es una señora burguesa de la alta sociedad americana en una época post-victoriana. Habrá que encargar la confección de sus pelucas a un posticero para que se adapten a su morfología, también en el caso de Rinko Kikuchi que encarna a una mujer de la etnia inuit. También, para la época indicada, precisaré de postizos para los pocos hombres de la película, pocos si, pero en aquella época, no nos libramos de barbas, perillas, bigotes y patillas importantes… y es que no sabía a un mes del rodaje qué actores iba a tener, así que a picar postizos en varios colores, por si a caso. Mi experiencia es que el por si a caso… siempre sirve.

Para la creación de los personajes de la etnia inuit, imprescindible el conocimiento de nuestro asesor de cultura inuit Francesc Bailón. El nos aconsejará para los diseños de los que encargaré la confección de las plantillas a Ignasi Ruiz en Barcelona.

Cuando vas a emprender un rodaje de estas características con viaje a varios países de por medio, has de reparar muy bien tu trabajo, no te puedes olvidar de nada, porque una vez estés en los más profundo de las nieves, no habrá olvidos que valgan.

Crear la imagen de un personaje de ficción ¡no se hace a golpe de varita mágica!

Una vez leído el guión y determinadas las épocas y distintas etapas de la historia de los personajes, hay que ponerse manos a la obra… y a la posticería.

Sin olvidarnos  del diseño de los tatuajes de la etnia inuit.

Processed with Moldiv

Processed with Moldiv

Josephine Peary, que encarna Juliette Binoche, es una señora burguesa de la alta sociedad americana en una época post-victoriana. Habrá que encargar la confección de sus pelucas a un posticero para que se adapten a su morfología, también en el caso de Rinko Kikuchi que encarna a una mujer  inuit. También, para la época indicada, precisaré de postizos para los pocos hombres de la película, pocos si, pero en aquella época, no nos libramos de barbas, perillas, bigotes y patillas importantes… y es que no sabía a un mes del rodaje qué actores iba a tener, así que a picar postizos en varios colores, por si a caso. Mi experiencia es que el por si a caso… siempre sirve.

Para la creación de los personajes de la etnia inuit, imprescindible el conocimiento de nuestro asesor de cultura inuit Francesc Bailón. El nos aconsejará para los diseños para  encargue la confección de las plantillas a Ignasi Ruiz en Barcelona.

Cuando vas a emprender un rodaje de estas características con viaje a varios países de por medio, has de reparar muy bien tu trabajo, no te puedes olvidar de nada, porque una vez estés en los más profundo de las nieves, no habrá olvidos que valgan.