Un 31 de diciembre de hace 2 años, me atreví a soñar!

Le escribí a Isabel Coixet y le dije: Sé que vas a rodar una película maravillosa y yo ¡no puedo terminar el año sin decirte que me encantaría trabajar contigo!

 

Y queridos ¡hay que soñar! porque los sueños se cumplen!

 

Casi me caigo del susto cuando un mes y poco después, un día me salta un mensaje por Facebook y me dice: te apetecería ser la maquilladora? Me encantaría que dijeras que si….

Y me mandó el guión.

blog

Sin duda, que te caiga semejante maravilla de guión entre manos, requiere como minimo una reflexión, y una buena planificación de tu preparación y trabajo.

La preparación del maquillaje de Nadie quiere la noche comienza, tras la lectura del guión y el desglose de maquillaje, con la buena elección de mi equipo porque se trata de un maquillaje y peluquería difíciles con altas dosis de caracterización, todo un reto profesional.

Trás conocer cuanto antes los deseos y necesidades de Isabel, le presento rápidamente mi diseño del maquillaje para que pueda ver ¿qué? a mi entender, es lo adecuado para los personajes y para que me comente ella lo que añadiría, cambiaría o suprimiría, se qué espera de mi que Rinko parezca inuit y que se lo crea. Isabel lo tiene muy claro, así que eso ayuda mucho.

carillas

Así empezó todo, y  aquí estamos, nominados a los 30 Premios Goya y a los VIII Premi Gaudí y estoy tan agradecida y afortunada que voy a compartir lo que ha sido el reto del maquillaje de NOBODY WANTS THE NIGHT/NADIE QUIERE LA NOCHE hasta llegar hasta aquí.